Inicio Nacional Pese a los ingresos y programas sociales, la pobreza extrema aumentó en...

Pese a los ingresos y programas sociales, la pobreza extrema aumentó en México: CEESP

739

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), la pobreza en México se redujo en 5.1 millones de personas entre 2018 y 2022. Bajo esta línea, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), órgano asesor del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), señaló a NotiPress que el aumento de ingresos y programas sociales no frenaron el incremento de la pobreza extrema.

Con motivo de las cifras del CONEVAL, que indican una reducción de pobreza de 51.9 a 46.8 millones en el sexenio actual, el CEESP compartió su análisis de causas y resultados. En la opinión del centro de estudios económicos, los ingresos del país aumentaron gracias al incremento del salario mínimo y las transferencias de programas sociales.

Sobre el ingreso, el incremento del salario mínimo alcanzó 90 por ciento en términos reales durante la administración actual. En el caso del impacto de los programas sociales, las transferencias de ingresos sin condiciones aumentaron 71 por ciento real el transcurso del gobierno de la 4T.

No obstante, el órgano del sector privado señaló que existen diferencias clave entre los tipos de pobreza analizados por CONEVAL. Mientras la pobreza moderada es aquella basada en incidencia promedio de carencias sociales, para la pobreza extrema se consideran personas con tres o más carencias según el límite de bienestar.

A pesar de la caída de la pobreza moderada en lo últimos 4 años, el estudio del sector privado compartido con NotiPress indicó que la pobreza extrema incrementó en 0.4 millones de personas. Las altas carencias sociales repuntaron con respecto al periodo de 2018, con un incremento de 32 millones, equivalentes al 28 por ciento.

Según el CEESP, esta diferencia marca que los programas del gobierno no benefician necesariamente a los más pobres en términos de carencias. Como ejemplo, agregó que el gasto de salud en los hogares con menores ingresos aumentó 90% en términos reales en el periodo de 2018 a 2022.

El deterioro de los servicios públicos e ingresos se concentra en las áreas clave de formación de capital humano: educación, alimentación, y salud; comentó el centro de estudios. Aunado a ello, la participación de los programas de transferencia directa no es sostenible para romper el ciclo de pobreza en el país, opinó el órgano asesor del CCE.

Ante el retroceso de la pobreza moderada y aumento de la pobreza extrema, voceros del CEESP aconsejaron que los programas sociales del Gobierno de México operen con educación útil para el capital humano. Por ello, voceros del órgano comentaron a la agencia de noticias que se debe impulsar el desarrollo de dos sectores: salud, y educación.

NotiPress/Ali Figueroa